Gatos y Hurones

Los gatos son animales con un carácter más independiente que los perros, pero eso no significa que no requieran atenciones. Deberás proporcionarle las herramientas para que pueda mantenerse activo y dedicar tiempo a jugar con él.

Los gatos de pelo largo necesitan más cuidados, cepillados diarios y en ciertas épocas del año incluso más frecuentes. Eso no quiere decir que los de pelo corto no precisen cepillado, ten en cuenta que son animales que al lavarse ingieren gran cantidad de pelo y esto puede ocasionar obstrucciones intestinales graves si no se controla.

Ten en cuenta que la obesidad es uno de los mayores problemas en gatos, por eso es muy importante controlar su alimentación.

Aunque el gato no salga de tu casa deberás vigilar su salud y llevarlo al veterinario con la frecuencia que este recomiende. Recuerda que su salud es la tuya.

Aunque los gatos por sus características pueden pasar más tiempo solos que los perros, esto no significa que siempre sea adecuado para ellos. Si viajas mucho o pasas mucho tiempo fuera de casa, plantéate si puedes tener un gato.

Los gatos son animales de costumbres, no solo necesitan su espacio, sino que debe ser bastante estable. No son amigos de traslados frecuentes, ni siquiera les gusta que les cambies sus cosas de sitio. Asegúrate que dispones de un espacio adecuado para él.

Los gatos precisan afilarse las uñas, si no le proporcionas un lugar donde hacerlo y no le educas al respecto, es posible que lo haga por toda la casa. Edúcale pensando en tus vecinos, enséñale a no maullar en exceso. Si no sabes cómo, busca consejo profesional.

En el caso de los hurones, estos son animales muy activos y nerviosos, por lo que en general no es recomendable que estén sueltos por casa en tu ausencia. Por ello se hace especialmente necesario que hagan ejercicio varias veces a lo largo del día y solo estén guardados en los ratos de descanso. Si pasas largas jornadas fuera de casa quizás este no sea tu animal ideal.

Estos animales requieren de atención veterinaria como el resto, pero más frecuente si lo sacas a pasear o tiene contacto con otros animales. Debes consultar a tu veterinario.

Los hurones son muy juguetones e inquietos y pueden causar destrozos con sus juegos e incluso ponerse en peligro. Asegura que dispones de un entorno seguro y edúcale para que respete la casa.

Los hurones no se han popularizado como animales de compañía hace tanto tiempo, por ello existe mucho desconocimiento sobre sus cuidados y peculiaridades, consulta a tu veterinario.

Los hurones no son animales recomendados para personas mayores o con ciertas discapacidades por su gran actividad. Es muy posible que tengas que perseguir a tu hurón para cogerlo porque él interprete que se trata de un juego.

Es muy importante que antes de elegir un animal de compañía te asegures de disponer de las condiciones adecuadas para que todos, incluyendo los que os rodean, podáis disfrutar con él en la mejores condiciones.

Aunque la identificación individual de estos animales no es obligatoria en todas las Comunidades Autónomas, se recomienda identificarlos y registrarlos.

Para conocer todos los pasos que conlleva la tenencia responsable de animales, consulta y descárgate la guía sobre tenencia responsable.