Día mundial de la fauna silvestre

Definitivamente NO, los animales silvestres NO son mascotas

A priori si preguntamos, todo el mundo está de acuerdo con esta afirmación, pero es sorprendente cuantas veces no se cumple debido a diversos comportamientos inadecuados que no nos llaman la atención en muchos casos. Hoy vamos a hablar de estos comportamientos que debemos ayudar a corregir en nuestra sociedad.

Lo primero que tenemos que tener claro, es que el campo o la playa no son tiendas de animales en los que podemos llevarnos lo que queramos, ni tampoco son lugares terribles de los que rescatamos a los animales para darles una vida mejor. El medio silvestre es el entorno natural de los animales que allí habitan, es donde han nacido, y donde deben permanecer sin ser molestados durante toda su vida.

Durante muchos años en nuestro país, se han extraído de su hábitat tortugas de tierra, ranas y renacuajos, lagartos, cernícalos, vencejos, grajos, jilgueros, águilas o lechuzas entre otros y con distintos fines, hasta prácticamente llevar a varios de ellos al límite de la extinción.

Extraer un animal silvestre de su hábitat genera en este una situación de estrés que muchas veces no es capaz de superar. A esto se suma la incapacidad de adaptarse a la convivencia con los humanos, especialmente en animales adultos, y a nuestra incapacidad de proporcionarle un entorno o una alimentación adecuados en nuestros hogares, por no hablar de la imposibilidad de la mayoría de estas especies de criar en cautividad.

La situación no mejora cuando capturamos animales, los retenemos, y liberamos después. En muchas ocasiones estos animales no sobrevivirán. No hay más que pasear por la playa para ver a niños con cubos llenos de animales que tras horas en un cubo plástico soportando altas temperaturas, serán devueltos al mar al borde de la muerte, incapaces de recuperarse .

Eso en lo referente a los animales, pero ¿y en lo referente a las personas? Es importante señalar que los animales silvestres no provienen de un origen controlado como nuestras mascotas, pudiendo transmitir enfermedades infecciosas y parasitarias, o tratarse de especies agresivas o venenosas. No debemos confiarnos de su tamaño o aspecto aparentemente inofensivos. El ejemplo clásico de nuestra fauna es la preciosa salamandra que al manipularla secreta un fluido irritante para la piel y mucosas.

DISFRUTA DE LOS ANIMALES SILVESTRES EN LIBERTAD

En segundo lugar se encuentra la problemática de la adquisición de animales silvestres por canales ilegales. Esta es una práctica bastante más frecuente de lo que imaginamos. El tráfico de animales es el tercer negocio ilegal más lucrativo tras el tráfico de drogas y de personas.

Los animales que se obtienen por estos canales no poseen ninguna garantía sanitaria pudiendo transmitir enfermedades exóticas bastante graves. Se trata en su mayoría de animales capturados en su medio y transportados en condiciones pésimas que nunca se adaptarán por completo.

Solo los animales criados en cautividad, de una fuente fiable y de las especies reconocidas dentro del tratado internacional CITES pueden ser adquiridas como animales de compañía. Tened en cuenta que estos animales requieren de unos cuidados especiales, en general más complicados que los de las mascotas más convencionales por lo que se precisa de conocimientos especiales y el consejo de un experto.

NO COLABORES CON EL TRÁFICO ILEGAL DE ANIMALES

Por último indicaros unas pautas de cómo actuar ante estas situaciones.

  • Si observáis un animal exótico suelto, no intentéis capturarlo. Recordad que puede ser peligroso. Poneros en contacto con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) en el 062 o en el número general de emergencias 112.
  • Si sabéis de alguien que comercie o posea un animal silvestre o un animal exótico ilegal podéis denunciarlo por la misma vía, o en caso de que os pueda comprometer, es posible colaborar de forma anónima aquí.
  • Si os decidís por una especie exótica aseguraros de que su procedencia es legal y fiable, y buscad consejo experto antes de adquirirla.

Celebra el día 3 de marzo con nosotros el día mundial de la fauna silvestre con una tenencia responsable.

#eresresponsable

Día internacional del gato

¿Estás pensando en adquirir un gato?

Si ya lo has pensado bien y te has decidido, aprovechamos que se acerca el 20 de febrero, primer día internacional del gato, (existen otras 2 celebraciones más de este día a lo largo del año) para contarte algunas cosas que te interesará conocer.

Para la ciencia, el gato es Felis silvestrus catus un mamífero carnívoro proveniente del gato salvaje y domesticado por el hombre en tiempos recientes, unos 9.000 años nada menos, pero con bastante posterioridad al perro.

Para los historiadores, es un animal venerado por varias civilizaciones, entre la que destacan los egipcios, que adoraban a la diosa Bastet, cuya representación era un gato, lo que hizo que estos animales fueran tratados de manera muy especial. Para los vietnamitas representan un signo del zodiaco y los chinos les dedican un año cada doce en su calendario.

¿Y para ti, qué es tu gato?

Dice el saber popular, que un perro vive para ti, mientras que un gato vive contigo. La verdad, es que no puede ser más cierto; adquirir un gato es como meter un compañero de piso en casa; será un buen compañero, podrás llegar a considerarle tu amigo, pero mantendrá su independencia y dejará clara su opinión sobre cada cosa que ocurra en su casa.

Sin duda el gato es el más peculiar de todas las mascotas con las que convivirás. Existen más de 60 razas de gato registradas y en cuanto a su carácter no hay dos gatos iguales. El gato es una continua fuente de sorpresas y satisfacciones, pero debes aprender a convivir con ellos tanto como ellos contigo. Empezamos:

Lo primero que debemos vigilar, como en todas las relaciones, es la comunicación. De casi todos es sabido que a diferencia del perro, cuando el gato agita bruscamente la cola no está en su mejor día. Otros signos que indican que debes dejarle su espacio, son las orejas echadas hacia atrás o un maullido ahogado entre dientes. Si tu gato tiene este aspecto no intentes calmarle, ni regañarle, simplemente déjale su espacio y espera a que se le pase. Ya tendrás tiempo de averiguar por qué se enfadó. Por el contrario, si tiene el rabo quieto o mueve distraídamente la punta, tiene los ojos medio cerrados y/o ronronea el mensaje es claro…a qué esperas para acariciarme durante las próximas dos horas.

Los gatos son buenos escaladores y les gustan bastante las alturas, y en contra de la leyenda no siempre van a saber bajar de donde han subido, especialmente los cachorros. Como es inevitable que se suban a todo lo que encuentren y tú no estarás dispuesto a retirar todos los muebles de casa, céntrate en si hay algunos que pudieran resultar un peligro muy concreto y déjale cierta cancha. Otra opción, es que aproveches las alturas para crearle una zona de juegos.

Hablando de peligros, cuando un gato entra en casa debes vigilar algunos detalles como por ejemplo el tema de las plantas, es frecuente que los gatos mordisqueen por instinto las hojas de las plantas, y es posible que alguna de tus plantas ornamentales sea venenosa. Infórmate en tu veterinario y pregunta en tu vivero. Igualmente las ventanas sin alfeizar, los huecos que se van estrechando, o los cables eléctricos muy apetitosos pueden suponer un gran riesgo. Además de vigilar estos temas deberás educar a tu gato dejándole claro que puede, y no puede hacer, como a cualquier otro compañero de piso.

Como ya te indicará tu veterinario, deberás proporcionarle un espacio propio para descansar, aunque es posible que prefiera tu cama, un espacio para comer, un espacio para…eso y un rascador para que no la emprenda con tus muebles completará el equipo básico. Y cada espacio, mejor si está en un lugar diferente de la casa, aunque no estén muy lejos unos de otros.

Y así comienza la convivencia con tu nuevo compañero. Te irás dando cuenta que será el quien acuda a ti cuando tenga alguna necesidad que cubrir, ya sea comida, ganas de jugar o mimos, y que no siempre que seas tú el que requiere atención, él te la preste. La ventaja de ese individualismo, es que los gatos toleran mucho mejor la soledad que los perros. Eso no quiere decir que no se alegre de verte cuando vuelvas, o que no tenga días mimosos en los que esté pegado literalmente a ti todo el tiempo. No por ello debes dejarle mucho tiempo solo.

Los gatos son cotillas, no habrá nada nuevo que entre en casa que no sufra una minuciosa inspección, ni habrá un solo rincón de la casa que no conozca al dedillo. Aprovechando ese conocimiento de la casa y durante los ataques de individualismo se esconderá a descansar y es posible que pases un buen rato buscándolo, hasta que vayas conociendo sus guaridas.

Los cuidados veterinarios de un gato casero son relativamente sencillos, pero eso no quiere decir que no deba acudir periódicamente a revisión y vacunación. Aunque no salga de casa, tú si sales y puedes traerle muchas enfermedades del exterior. Ah, y acostúmbrale a ir desde pequeñito para que no se ponga nervioso, tanto él, como tu veterinario te lo agradecerán.

En cuanto a la comida, no inventes la rueda, no busques recetas caseras recomendadas por ese vecin@ experto en gatos. Aliméntalo con pienso y latas específicas para gato, formuladas para él; y nada de comida humana, y menos dulces, que además no apreciará, porque los gatos no tienen papilas gustativas para el sabor dulce. Cámbiale el agua a menudo. El agua es especialmente importante para la buena salud de los gatos.

Un tema importante es la esterilización. Los gatos son especialmente prolíficos y por ello debes consultar cuanto antes a tu veterinari@ para que te informe de las ventajas de esta práctica y el momento adecuado para ello.

Dicho lo dicho, un gato correctamente educado y cuidado, es una interminable fuente de satisfacciones y un continuo aprendizaje de unos animales realmente interesantes.

Y acabamos con una última curiosidad. ¿Sabías que los gatos que presentan manchas o patrones de tres colores diferentes siempre son hembras? Pues sí, se trata de una herencia del color ligada al cromosoma X que impide que haya machos de tres colores.

#eresresponsable

San Antón… ¿Sabías qué?

Si te gustan los animales (suponemos que por eso estás aquí) habrás oído hablar de San Antón, más aún si vives en Madrid. En caso que no sea así, y no lo sepas, San Antón, o San Antonio Abad, es un santo cristiano venerado por los dueños de mascotas porque una vez al año en su festividad, el 17 de enero, bendice a los animales de compañía que se acercan a la parroquia de San Antón.

San Antón vivió en Egipto entre el siglo II y el III y es considerado uno de los primeros eremitas que se retiró a la soledad del desierto para dedicarse a la meditación y al rezo. Durante su vida, aparte de las visitas humanas, que no debían ser muchas, San Antón recibía visitas de animales silvestres y domésticos a los que alimentaba, cuidaba y sobre los que incluso obró milagros. Estos animales le recompensaban con su fiel compañía, e incluso se dice que también le cuidaban.

Así, desde eresresponsable.es queremos acordarnos hoy de San Antón y rendirle homenaje como probablemente uno de los inventores de la tenencia responsable, y animaros si podéis, independientemente de vuestras creencias a acercaros a la iglesia de San Antón o alguno de los otros lugares de celebración en Madrid a disfrutar un día de fiesta con vuestras mascotas. No os defraudará.

Más información:

https://www.esmadrid.com/agenda/fiestas-de-san-anton
http://www.mensajerossananton.com/

Me lo pido

Pensadlo bien

No cabe duda que está en la naturaleza de la mayoría de nosotros. Los animales de compañía, en general, nos atraen, nos despiertan ternura, curiosidad. Algo intangible nos llama y nos pide llevárnoslos a casa.

Y sin son cachorros, el efecto se multiplica por mil. Pocos nos resistimos a las monerías de un animal de compañía. Es fácil “caer”, ya sea uno mismo o inducido por cualquier “peque” de la familia (a los que también es difícil resistirse) y adquirir por impulso un animal de compañía, y más en estas fechas llenas de regalos.

Adquirid con responsabilidad

Desde eresresponsable.es no queremos que dejéis de hacerlo, pero sí que lo hagáis con responsabilidad. Echad un vistazo a vuestros hábitos de vida, a vuestra disponibilidad, al espacio en el que vivís, a vuestra economía, pensad a largo plazo, muchos animales son bastante longevos y adquirimos una responsabilidad con ellos para toda su vida.

Los establecimientos autorizados o las protectoras siempre cuentan con veterinarios que pueden asesoraros para adquirir, o no, vuestro animal de compañía ideal, siempre y cuando seamos realmente sinceros con ellos y con nosotros mismos. Si quieres algo de orientación también puedes hacer nuestra encuesta para descubrir cuál es tu animal de compañía ideal.

No, no son juguetes

Es posible que finalmente lleguéis a la conclusión de que tener una mascota quizás no sea lo ideal, ni para ella, ni para vosotros, En ese caso, os proponemos colaborar con una protectora local donde siempre hace falta ayuda y donde podréis manteneros en contacto con animales.

En el caso que finalmente adquiráis una mascota, una vez llega a casa comienza la aventura, y comienza el compromiso. No nos cansaremos de repetirlo, un compromiso para toda su vida, No es un juguete más, no se apaga, no lo podemos poner en pausa ese día en el que estemos agotados, ni podremos devolverlo como si fuera un regalo que ya no nos interesa.

Ellos dan mucho más

A cambio, los animales os ofrecerán todo lo mejor de sí mismos. Los beneficios de la convivencia con animales de compañía están fuera de toda discusión; nos ayudan a nivel emocional, hasta niveles terapéuticos, favorecen el desarrollo del sentido de la responsabilidad, algunos incentivan nuestra actividad física, reducen el estrés e incluso según dicen los expertos potencian el sistema inmune.

HELP!

Si es tu primer animal de compañía, este puede ser un camino que aunque lleno de alegrías se te haga difícil. Por eso no nos cansaremos de apoyarte desde eresreponsable.es. Hemos publicado la guía más completa que vas a poder encontrar sobre tenencia responsable de animales y la tenemos a vuestra disposición aquí.

Recuerda que hay profesionales veterinarios dispuestos a ayudarte. Ten cuidado con las fuentes de información no profesionales y los consejos de ascensor.

#eresresponsable

 

La Subdelegación del Gobierno en Segovia se suma a la campaña #eresresponsable

La Subdelegación del Gobierno en Segovia presentó el pasado 8 de noviembre la campaña de tenencia responsable de animales de compañía en un acto celebrado en un colegio de la localidad con una participación de unos cien alumnos.


Durante la jornada, se ha hecho hincapié en los cinco elementos clave que hay que tener en cuenta para asegurar que se va a ejercer con responsabilidad la tenencia de un animal de compañía y que se recogen en la Guía para una tenencia responsable de animales de compañía, disponible para su descarga en nuestra página web.


Desde eresresponsable.es agradecemos la implicación de la Subdelegación en la difusión de la campaña.

Consulta aquí la nota de prensa.